Vulnerabilidad Sentirse frágil

vulnerabilidad

Determinando, en primer lugar, el origen etimológico de la palabra encontramos su procedencia del latín, formada por tres partes diferenciadas que son el sustantivo vulnus, traducido como “herida”, la partícula –abilis equivalente a “que puede”, y el sufijo –dad que indica “cualidad”.  Todo ello hace que se pueda definir la palabra VULNERABILIDAD como “la cualidad que tiene alguien para poder ser herido”.

Entendemos, por tanto, Vulnerabilidad como la cualidad de ser vulnerable, es decir, sentirse susceptible a ser lastimado o herido ya sea física o moralmente, aplicando este  concepto a una persona o grupo social según sea su capacidad para prevenir, resistir y sobreponerse de un impacto.

Las personas vulnerables son aquellas que, por distintos motivos, no tienen desarrollada esta capacidad, encontrándose por ende en situación de riesgo, dado que no han aprendido factores de protección suficientes para compensar y combatir esa situación de peligro.

Social e históricamente se ha considerado que los niños, las mujeres y los ancianos son los sujetos que más comúnmente se ven expuestos a la vulnerabilidad, posiblemente debido a las supuestas carencias o diferencias físicas ante el género masculino, a quienes se les supone naturalmente preparados para afrontar ciertas amenazas, pensando que tienen más cualidades para resistir y ayudar, por ejemplo, en el caso de un naufragio o de un accidente masivo.

A nivel psicológico no se puede separar el concepto de la Vulnerabilidad de las Teorías de afrontamiento al estrés, dado que es precisamente el estilo de atribución que se hace, interpretando los sucesos negativos a partir de causas internas y estables, lo que fundamenta la desesperanza, foco principal del sentimiento de vulnerabilidad frente al entorno, a la sociedad en general o a una situación concreta.

Este tipo de atribución es uno de los ámbitos que se tendría que trabajar para que la persona sienta una mejoría en la capacidad de afrontamiento de muchas de las situaciones a las que tiene que exponerse, pensando que tiene habilidades y estrategias a través de las cuales sentirse más fuerte, evitando así abandonarse al sentimiento pasivo y paralizante de la vulnerabilidad.

firma post

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s