¿Miedo o Fobia? Las diferencias

fobia miedo

El MIEDO es una emoción primaria, una estrategia de autoprotección que viene de serie y se define como la percepción de un peligro o la anticipación de un mal posible provocando un sentimiento desagradable, acompañado de deseos de huida.

Para hablar de una FOBIA se han de tener en cuenta las siguientes características:

  • Es desproporcionada con respecto a las exigencias de la situación. La reacción no se corresponde con la existencia de una situación particular, peligrosa o amenazante para el individuo.
  • No puede ser explicada o razonada por parte del individuo.
  • Está más allá del control voluntario.
  • Lleva a la evitación de la situación temida.
  • Persiste a lo largo del tiempo.
  • Es desadaptativa.
  • No es específica de una fase o edad determinada. Entre los anteriores indicativos son de especial relevancia la persistencia, la magnitud y el carácter desadaptativo para diferenciar una fobia de un miedo de carácter adaptativo.

También se han de tener en cuenta factores como la anticipación de un estímulo o situación concreta y el consiguiente desencadenamiento de un patrón típico de reacciones fisiológicas, cognitivas y motóricas.

A nivel fisiológico encontramos síntomas relacionados con el SNA (Sistema Nervioso Autónomo), tales como el aumento de la tasa cardiaca y respiratoria, sudoración, inhibición de la salivación, contracciones estomacales, nauseas, diarrea, mareos, sensación de desmayo, palidez, manos frías y húmedas, escalofríos, boca seca, etc.

En cuanto al ámbito cognitivo se despliegan toda una seria de creencias sobre la situación temida y sobre la capacidad de afrontarla, así como un conjunto de interpretaciones subjetivas acerca de sus reacciones fisiológicas, produciéndose alteraciones perceptivas o sensoriales, dificultades para pensar y errores o distorsiones cognitivas.

En el nivel motor se pueden experimentar conductas de evitación, escape, temblor de voz, temblores, nudo en la garganta, tartamudeo, evitación del contacto visual o respiración alterada.

miedo o fobiaAlguna de las fobias más comúnmente conocidas son la fobia social, la agorafobia, fobia a algunos animales, acrofobia o miedo a las alturas, la amaxofobia o miedo a conducir y la claustrofobia. En la etapa infantil se dan algunas muy características como son las fobias sociales o específicas según la edad.

Sin embargo hay muchas otras menos conocidas como la hematofobia (sangre y heridas), la necrofobia (muerte y muertos), la nictofobia (noche y oscuridad) o la verminofobia (gérmenes) muy asociada a un tipo de T.O.C. de limpieza.

Para todas ellas, además de seguir un proceso terapéutico de explicación y comprensión de su origen y funcionamiento, y trabajar todos los elementos asociados, existen una serie de técnicas de tratamiento como la terapia de exposición, entrenamiento en habilidades de relajación o la reestructuración cognitiva, con el objetivo último de superar el foco fóbico y controlar las situaciones relacionadas pudiendo mejorar así la calidad de vida de la persona afectada.

firma post

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s