Gen Clock y melatonina. Aprendiendo a entender nuestros ritmos. 


      Estar más activo por la mañana que por la tarde, irse a dormir antes o sentirse más lúcido para realizar actividades intelectuales a partir de media tarde son sensaciones que varían de una persona a otra. Todo ello tiene una explicación biológica y radica en la actuación de dos elementos: el Gen Clock y la Melatonina.

      El Gen Clock o Circadian Locomotor Output Cycles Kaput, fue descubierto por el grupo de Joseph Takahashi en 1991, estudiando como tenía que ver con las funciones de dormir, despertar, el descanso y el ritmo de actividades, el equilibrio de fluidos, la temperatura corporal, el ritmo circadiano, el consumo de oxígeno y la secreción de las glándulas endocrinas.

      Es a partir de ese momento, cuando se relaciona la Proteína Clock con el ritmo circadiano y con el ritmo biológico, interviniendo en la segregación de melatonina (N-acetil-5-metoxitriptamina), hormona sintetizada a partir del aminoácido esencial triptófano cada 24 horas, y convirtiéndonos en personas con un perfil de activación más matutinos, vespertinos o intermedios según estos niveles.

      La melatonina se libera de dos maneras, en las primeras horas de sueño, dando lugar a una necesidad de irse a dormir y despertar más temprano, o en las últimas horas del sueño, por lo que la persona se irá a dormir y se despertara más tarde y tendrá una mayor sensación de somnolencia.

      Se produce principalmente en la glándula pineal y participa en muchos de los procesos celulares, neuroendocrinos y neurofisiológicos de nuestro cuerpo, siendo uno de los principales el control del ciclo diario del sueño.

      Su segregación se ve modulada por factores de tipo ambiental como la estación del año o la temperatura, y por variables de carácter endógeno como el nivel de estrés y la edad, dando lugar a una relación directa con trastornos del estado de ánimo: trastorno afectivo estacional (una forma de depresión), trastorno bipolar, trastornos del sueño, disfunción sexual e insomnio en personas de edad avanzada. Igualmente se ha encontrado influencia de la melatonina en el tipo de efectos de las drogas de abuso como la cocaína o el alcohol.

      Dada la importancia para nuestro organismo de la melatonina y el Gen Clock, recientemente se ha publicado un estudio en Genes &. Development comprobando sus efectos y concluyendo como son fundamentales para la coordinación del conjunto de genes intervinientes en la evolución del cerebro y constatando su actuación en la regulación de los genes relacionados con los trastornos cognitivos, además de afectar a la migración neuronal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s