Ansiedad en el día a día. Intentando sobrellevarla.

ansiedad adultos

Nuestro día a día está lleno de factores que nos crean ansiedad, llenar la agenda con muchas obligaciones, ir corriendo a todas partes, compromisos con los que cumplir dejándonos la salud por el camino y con ello poco tiempo para el ocio y agotamiento para poder disfrutar plenamente de esos momentos.

El alto nivel de estrés y la ansiedad residual que vamos acumulando hace que afrontemos nuestra vida cotidiana como una maratón continúa, dándonos cuenta de que si no hacemos parones, canalizamos y compensamos de alguna forma esa balanza tan desequilibrada lo único que conseguimos es seguir llenando el vaso y cada vez que tenemos un estrés ir extra como un imprevisto, una discusión o algún evento con el que no contábamos lo afrontamos desde la desesperanza y el “no puedo” en lugar de con una actitud positiva y de seguridad.

Algunos de los consejos a tener en cuenta como básicos en nuestra dieta diaria podrían ser:

  • Organizar agendas y tareas teniendo en cuenta el tiempo disponible de una manera saludable ya realista, no imposible y heroica, no disfrutar de cada logro puede hacer que se vacíe nuestra reserva de motivación y capacidad de lucha.
  • Hacer parones a lo largo del día, pequeños descansos aunque sean de 5 o 10 minutos para valorar lo que estamos haciendo mal, lo conseguido, lo pendiente, revaluarse las prioridades, pueden ayudar a ser más conscientes de todo lo conseguido hasta el momento y no dejarse vencer por todo lo que queda por hacer.
  • Dedicar tiempo a nuestros hobbies, al menos sacar hueco todos los días para dedicarse a algo placentero, satisfactorio, que haga recargar pilas y olvidar y vaciar ese depósito de estrés en continuo crecimiento.
  • Afrontar las tareas de una manera positiva y con actitud constructiva, no destructiva, si empezamos algo desde el “esto es imposible” seguramente hagamos que lo acabe siendo.
  • Incorporar a nuestro día a día una buena alimentación, hidratación y deporte, nuestro cerebro también es un músculo que necesita oxigenarse y llenarse de ese as para poder ser eficientes en todo lo que hagamos y el deporte será básico para cambiar la ansiedad por endocrinas y adrenalina, encargadas de verlo todo de una manera más optimista y posible.
  • Descansar no es solamente no hacer nada o ver la tele, la mente descansa riéndonos, disfrutando y activando buenos recuerdos de los que luego tirar para seguir adelante creando nuevos incentivos que nos animen a continuar con las obligaciones.

Estos mínimos deberían ser nuestra principal prioridad, todas las demás que nos pongamos serán irrealizables si no tenemos el tiempo suficiente para “perder” también en hábitos saludables mental y físicamente descompensándose la balanza de esfuerzos y obligaciones y dejándonos vencer por la ansiedad permanente como forma de afrontamiento.

firma post

Anuncios

Afrontar una infidelidad. Pasos para superarlo.

afrontar infidelidad

Uno de los problemas más frecuentes que se presentan en las terapias de pareja tienen que ver con los fallos en la confianza y, en muchas ocasiones son debidos a infidelidades que pueden dar lugar a la ruptura de la relación o a una propuesta en firme por ambas partes de superarlo.

Indudablemente el caso más doloroso y difícil de trabajar se plantea cuando dicha infidelidad se ha dado de una manera continuada y elaborada, no de una forma ocasional dado que esta última, aunque también entraña una crisis en la pareja, se puede afrontar de una forma más sencilla dando lugar a una continuación de la relación con mucho esfuerzo y dedicación por ambas partes para solucionar los conflictos que han llevado a ese punto.

Cuando es una de las partes de una pareja la que se entera de una infidelidad más prolongada en el tiempo se caen todos los esquemas de la relación, por supuesto ya había problemas anteriores que son el foco y la raíz fundamental pero el pilar más complicado de restituir es la confianza en el otro, la capacidad para perdonar y para seguir adelante sintiendo que ambos luchan por un mismo objetivo común de seguir con la relación.

Posiblemente algunas de las pautas que pueden ayudar a intentar superar un momento tan difícil y que tienen que ser unánimes en ambos miembros de la pareja las encontramos entre los siguientes:

  • Basarse en una comunicación totalmente transparente, centrada en la sinceridad. Una vez que se conoce el hecho de que se ha producido una infidelidad a ambos les surgirán muchas preguntas, sobre todo a la persona traicionada, teniendo que estar dispuesta la otra parte para contestar con total apertura.
  • Plantearse el hecho de si se está dispuesto a perdonar por completo y poder continuar adelante con la relación, no todo el mundo tiene la misma capacidad de dejar el pasado atrás y construir un presente y futuro nuevos.
  • Estar dispuestos a recapacitar sobre los problemas y déficits de la relación que han llevado a que una de las personas haya decidido ser infiel, detalle que radica en un análisis muy profundo y muy duro para ambas partes.
  • Afrontar el trabajo, elaboración y reconstrucción de todos esos puntos, llegando a acuerdos, aprendiendo a negociar, a plantear unas nuevas bases y a cimentar la nueva relación en conceptos claros y justos para los dos.
  • Instaurar nuevas normas de comunicación y de funcionamiento de la pareja en la que ambos se dediquen tiempo y sepan alimentarla para no esperar a que una crisis les haga abrir los ojos de nuevo, esa crisis siempre estaba presente antes pero ambas partes la van negando o solapando.
  • Una vez resueltas y aclaradas todas las dudas sobre lo acontecido acordar cerrar ese capítulo para poder mirar hacia delante y no utilizarlo como arma arrojadiza el futuras discusiones, en toda relación tiene que haberlas y el problema es saber cómo manejarlas, no evitarlas y crear un poso de rencores.
  • Aprender de nuevo a preguntar, hablar, consultar en lugar de pensar por el otro, cuando una relación tiene un recorrido de tiempo acostumbramos a dar muchas cosas por hechas en lugar de exponerlas abiertamente y debatirlas con el otro.

Pese al largo y duro trabajo por el que hay que pasar para que una pareja supere una crisis detonada por una infidelidad son muchas las que consiguen afianzar sus cimientos personales y compartidos, retomar la ilusión por contar con el otro, hacer más cosas juntos, poner en común planes e ilusiones, logrando superarlo, pero también son muchos los casos en los que alguna de las partes es incapaz de afrontarlo y esto supone la ruptura definitiva de la relación.

firma post

Desarrollando la Inteligencia Emocional en los niños.

inteligencia emocional niños

Se entiende por Inteligencia Emocional el conjunto de capacidades y aptitudes que están relacionadas con la las habilidades emocionales en nuestras relaciones interpersonales junto con la manera de afrontar las situaciones positivas o negativas que nos acontecen todos los días. Podemos protegernos del medio en el que nos desenvolvemos de una manera asertiva y constructiva o bien convertirnos en nuestros primeros enemigos por no saber encajar una crítica, un halago, un enfrentamiento o algo nuevo entre otros.

Este fenómeno no sólo ocurre en los adultos, que aparentemente vamos cosechando estrategias y poniendo en práctica la técnica de “ensayo y error” para aprender a convivir con buenas y malas noticias, también los niños y adolescentes se ven afectados por estos fenómenos haciendo que la Inteligencia Emocional sea una de las asignaturas en las que más tenemos que entrenar a nuestros pequeños para que puedan crecer fuertes y felices atravesando y superando cada suceso por el que pasen en su  desarrollo.

Dentro de lo que se denomina Inteligencia Emocional contemplamos conceptos como la Asertividad, la Autoestima, la Empatía, Habilidades Sociales, la Tolerancia a la Frustración, el Manejo de logros y derrotas, Capacidad de lucha, la Motivación, etc. En definitiva todas aquellas vías para poder conseguir que un niño sea capaz de enfrentarse a cada nuevo reto o situación cotidiana de una forma abierta, sin miedos y con seguridad aprendiendo cada día a superar los obstáculos que se vayan poniendo por delante, siendo esta la única forma de fortalecer el tan vulnerable Autoconcepto.

Podemos potenciar la Inteligencia Emocional en los niños aplicando algunas de las siguientes pautas:

  • Observar y relativizar el sentimiento de exigencia de los niños, haciéndole entender que no siempre hay que exigirse el máximo sino aprender a valorar los esfuerzos y pasos que damos para conseguir una meta.
  • Reforzar continuamente los logros y enseñar a entender las derrotas orientándolas de una manera constructiva y aprendiendo a mejorar para las ocasiones venideras.
  • Fomentar la comunicación sobre las emociones asociadas a lo que les ocurra cada día, preguntándoles y haciéndoles partícipes de las soluciones que podrían poner en práctica cuando se encuentran ante una situación que no sepan enfrentar, hacerles pensar, no decirles lo que hacer.
  • Dotarles de la responsabilidad para tomar sus propias decisiones fomentando la autonomía desde pequeños, haciendo con ello que desarrollen una buena confianza en sus capacidades y una seguridad afianzada.
  • Hacerles conscientes de los sentimientos de los otros hablando sobre la empatía y enseñándoles a obrar siguiendo el principio del respeto por los demás y por ellos mismos, defendiendo sus derechos.
  • Permitirles expresar emociones y sentirlas sean buenas o malas, no frustrarlas o minimizarlas dado que tienen que aprender a saber convivir con ellas.
firma post